Tel. Cita tratamiento: 985 170 244 - Tel. Oficinas: 984 293 698

El pasado 4 de diciembre inauguramos oficialmente el nuevo centro de «Reciella» en Gijón, muy bien acompañados por autoridades, voluntariado, compañeros y compañeras de organizaciones, familias, vecindario… Nuestro agradecimiento a todas las personas y autoridades presentes en este momento de ilusión. En el acto de presentación, que se puede ver en el video de youtube, participaron D. Julio César Jonte, Director de la Fundación C.E.S.P.A.-Proyecto Hombre, D. Vicente Paredes, Director Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social en Asturias (entidad que cede los locales), D. Carlos Becedóniz, Director del Instituto Asturiano para la Atención Integral a la Infancia y a las Familias, D. José Ramón Hevia, Jefe del Servicio de Salud Poblacional, y Dª Natalia González, Presidenta de la Fundación Municipal de Servicios Sociales de Gijón. Asimismo estuvo presente representación de la Fundación #EDP, que apoyó la puesta en marcha del recurso.

inauguración centro para Reciella Gijón IMG_1935 IMG_1953

El Fondo Social Europeo, en su programa de Inclusión Social y Economía Social, a través de la convocatoria en España del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, ha renovado su apoyo al programa de inserción sociolaboral de la Asociación Proyecto Hombre «INSOLA» (INtegración SOcioLaboral para personas con problemas de Adicciones), que en Asturias continuaremos desarrollando entre los años 2019 y 2023. Estamos comprometidos con seguir mejorando nuestras intervenciones para impulsar la incorporación social y laboral de las personas que atendemos.

#ProyectoINSOLA #ProyectoEmpleo #FSEproyecto insola logo

 

 

 

 

unión europea fondo social europeo logo

Selfies en sitios peligrosos, cruzar la calle sin despegarse de la pantalla, aislarse con su teléfono… Seguro que la relación de #AdolescentesyMóvil te desconcierta. Si dudas, te ayudamos a que tus hijos e hijas
sepan usar el móvil #Buenamente. No se trata de prohibir el uso de las TIC, sino de enseñarles a utilizarlas de manera controlada y segura, sustituyendo los hábitos inadecuados por otros más positivos y que esto les permita aprovechar todas las ventajas que ofrece la tecnología. Queremos fomentar un Uso responsable de las TIC y adecuado a la edad y madurez del o la menor.

La Asociación Proyecto Hombre lanza una campaña para asesorar en el uso adecuado de las nuevas tecnologías por parte de los y las adolescentes. Aquí tienes la lista de Pautas para las familias relacionadas con el uso de las TIC y los/las adolescentes:

Propiciar otras actividades lúdicas alternativas (deportes, salidas con amigos y amigas, lectura, música, etc.) y potenciar actitudes, valores y estilos de vida saludables.
Como padres, madres, tutores o personas con menores a cargo, ser modelos estables y coherentes con lo que les pedimos a los y las jóvenes.
Establecer unas normas básicas sobre el uso de las TIC, consensuadas y pactadas:
Es importante que sepan identificar las amenazas a las que se exponen (sexting, grooming, ciberbullying, sexcasting, sextorsión…) por lo que incluso es aconsejable explicar casos reales para que puedan asociarlos.
Dedicar tiempo a fomentar hábitos correctos de comunicación (igual que hace con las lecturas o la higiene personal), así como el respeto y la tolerancia en Internet.
Conocer el nivel de seguridad y privacidad de los dispositivos y aplicarlo de manera responsable instalando herramientas de seguridad necesarias para cada equipo o dispositivo: antivirus, cortafuegos, antiespías…
Usar Internet para conseguir información y realizar acciones específicas, no como simple pasatiempo. En familia podemos aprender juntos a contrastar la información que encontramos en Internet.
Observar si Internet les distancia de sus amistades “del mundo real” y de sus responsabilidades cotidianas.
Muéstrale que estás ahí para lo que necesite, si hay algún problema, que sepa que puede contar contigo. Además, existen canales de ayuda a los que acudir desde la familia, como los de Proyecto Hombre e INCIBE.
Mantente informado sobre cuál es su mundo digital, por qué le gusta Internet, por qué actúa de maneras determinadas; de esta forma, podrás comprenderle y ayudarle mejor. Las estrategias sobre mediación parental en Internet nos permiten reflexionar y ajustar el acompañamiento y la supervisión de tus hijos en su experiencia digital.

La Fundación C.E.S.P.A.-Proyecto Hombre organiza, ya por cuarto año consecutivo, y con el patrocinio de la Fundación Alvargonzález y la colaboración de la Escuela de Fotografía “Fotografía desde Cero”, el Concurso de Fotografía Proyecto Hombre de Asturias, con la finalidad de promover una mayor visibilidad de las personas y colectivos que se encuentran en riesgo de exclusión social, así como sus entornos físicos y sobre los que se quiere focalizar una mirada artística, comprometida y esperanzada.

Consulta las bases aquí

Ver las fotos ganadoras de las anteriores ediciones

Cartel IV concurso de fotografía Proyecto Hombre

»Estamos

 

En 2018, los 27 Centros representados por la Asociación Proyecto Hombre atendieron a un total de 18.798 personas con adicción al alcohol, otras drogas y otras conductas adictivas (sin sustancia). Al igual que el año anterior, por sexo los hombres representan el 83% de las personas atendidas y las mujeres, el 17% restante. Proyecto Hombre aplica el modelo biopsicosocial, cuyo objetivo final es alcanzar la reinserción social, restaurar la dignidad y bienestar personal, y promover sociedades más saludables y sostenibles.

Un total de 10.722 personas acudieron a programas ambulatorios de Proyecto Hombre, de los cuales: 1.066 asistieron al programa de alcohol, 2.088 al programa joven, 1.054 a programas de comorbilidad psiquiátrica, 3.540 al programa de tarde o nocturno para tratar la adicción a la cocaína y otras sustancias; y 2.974 acudieron a otros programas (metadona, menores, reducción del daño, etc.). Por otra parte, 6.476 personas fueron atendidas en comunidades terapéuticas de distintos tipos.

Además, se atendieron a 2.150 adolescentes en programas específicos y otros 617 jóvenes con medidas judiciales recibieron soporte en programas de Proyecto Hombre. La Asociación tiene una amplia presencia en prevención escolar, familiar y comunitaria, desarrollando acciones formativas con las que en 2018 se alcanzó a 93.017 personas, entre ellas adolescentes, profesorado y familias. La familia es un pilar fundamental en la recuperación de la persona que acude a Proyecto Hombre y, en 2018, 7.119 familiares recibieron programas de apoyo, como autoayuda, seguimiento, etc.

Por otra parte, 39 centros penitenciarios cuentan con programas de Proyecto Hombre, en los que se atendió a 3.538 personas. Asimismo, en 2018, 400 personas realizaron cumplimientos alternativos de penas en Centros de Proyecto Hombre, evitando así su ingreso en prisión e iniciando o continuando procesos de rehabilitación para su total reinserción en la sociedad.

Proyecto Hombre impulsa la inserción socio laboral de personas con problemas de adicción. Así, en 2016 se puso en marcha el Proyecto INSOLA (Inserción Socio Laboral), financiado por el Fondo Social Europeo, que facilita formación a usuarios y usuarias para mejorar su empleabilidad. En 2018, 2.236 personas fueron beneficiarias de este proyecto.

Además, la asociación tiene cada vez más presencia en intervención laboral, asesorando a empresas sobre el consumo de alcohol y otras drogas en el ámbito laboral a través de charlas y desarrollando planes de trabajo. En 2018, estos programas llegaron a 4.125 personas de 34 empresas con las que Proyecto Hombre colabora.

Todo este trabajo es posible gracias a las 2.388 personas voluntarias, distribuidas en diferentes áreas (gestión, prevención, tratamiento, apoyo a usuarios/as y familias, etc.), que prestaron su apoyo de manera desinteresada a los 1.129 trabajadores/as de los Centros y la Asociación Proyecto Hombre.

Descarga la Memoria completa

memoria asociación ph

La Fundación Cajastur vuelve a contribuir con la labor de la Fundación C.E.S.P.A. – Proyecto Hombre, mediante el proyecto aprobado en su Convocatoria de Acción Social 2019, para la colaboración con el Programa “Reciella”, de intervención con menores y jóvenes, que ya había comenzado a apoyar el año pasado.

Nuestro agradecimiento a la Fundación por su apoyo continuado a diferentes proyectos a través de los años.

colaboración Cajastur

Foto de la firma del convenio 2018, con presencia del director general de la Fundación Bancaria Caja de Ahorros de Asturias, Carlos Siñeriz.

 Alcohol y cocaína, sustancias principales por las que se demanda tratamiento en Proyecto Hombre
 El consumo problemático de alcohol es el que se detecta en edades más tempranas, entre los 15 y los 16 años
 El alcohol es, en general, la sustancia acompañante del resto de adicciones

Madrid, 21 de junio 2018.– Según datos del Informe 2018 del Observatorio Proyecto Hombre sobre el perfil de las personas con problemas de adicción en tratamiento, presentado hoy en el CaixaForum de Madrid, alcohol y cocaína son las principales sustancias por las que se demanda tratamiento en Proyecto Hombre. Según se observa en este sexto estudio de Proyecto Hombre, el alcohol reduce de manera lenta pero progresiva su proporción en el conjunto de personas atendidas, mientras que la cocaína muestra una tendencia ligeramente creciente, acercándose cada vez más al registro del alcohol.
El presidente de la Asociación Proyecto Hombre, Luis Bononato, incide en que “en el ámbito de las adicciones en España, el mayor problema de salud pública es el alcohol. Esto se debe a la normalización de su consumo en la sociedad”. En cuanto a la sustancia principal de consumo, la demanda de tratamiento más elevada corresponde al alcohol en su conjunto (solo o asociado a otras sustancias), con un 37,3%, seguida con una diferencia muy poco significativa de la cocaína, con un 34,9%. Por último, se encuentra el cannabis, con un 8,9%. A lo largo de la vida, casi el 90% de la población atendida manifiesta consumos regulares y/o problemáticos de alcohol, es decir, que es una sustancia que generalmente acompaña a otras adicciones.
El alcohol es también la sustancia cuyo consumo problemático se detecta a edades más tempranas (entre los 15 y los 16 años). A pesar de que el alcohol es la sustancia cuyo consumo se inicia a edades más tempranas, es la sustancia por la que se demanda tratamiento a edades más avanzadas, a partir de los 40 años de edad media, y por tanto con más tiempo de consumo (29,6 años).
En cuanto al género, y dentro de unos parámetros de consumo en general similares, las mujeres consumen 12 veces más alcohol que los hombres, mientras que ellos consumen 15 veces más cocaína que ellas. En el resto de sustancias, las diferencias son menos acusadas o imperceptibles.

portada informe 2018
Perfil de la persona con adicción: hombre de 38 años, con empleo y pareja
El perfil de la persona que acude a tratamiento en Proyecto Hombre responde, mayoritariamente, al de hombre de unos 38 años, que vive en pareja y cuenta con empleo.
Entre las personas que acuden a Proyecto Hombre, la mayor diferencia que se detecta por sexo se refiere a las familias monoparentales, dándose un 13% de mujeres con hijos a cargo frente al 1% de hombres. Esta situación puede ser una de las razones de la menor accesibilidad de las mujeres a tratamiento y redunda en la existencia de características diferenciales de género y en cómo las mujeres presentan una mayor vulnerabilidad ante el riesgo de exclusión social y cuentan con menos apoyos de redes familiares y sociales. En cuanto a los índices de conflictividad en la convivencia, predominan los sufridos en pareja (65,1%).
En el ámbito educativo, los bajos niveles formativos siguen siendo una constante entre la población atendida en Proyecto Hombre. Así, un 52,1% dispondría de un grado académico inferior a la secundaria, correspondiendo un 30,2% al nivel de primaria y un 21,9% a personas sin estudios. Este dato vendría a subrayar la necesidad de formación de las personas en tratamiento. Ahora bien, los problemas de adicción alcanzan también a todos los niveles académicos, como atestigua el 38,9% de personas que han finalizado la enseñanza secundaria y estudios medios, y el 9% con estudios universitarios.
Esto conduce a una menor capacidad de cualificación profesional y a una mayor ocupación en sectores y actividades más intensivos en mano de obra. Entre quienes han trabajado, es mayoritario el personal que ocupa puestos sin formación, con un 68,1%.
Por lo que respecta a la situación laboral, predomina un perfil normalizado: el 76,4% de las personas que acuden a tratamiento habrían estado ocupadas la mayor parte del tiempo en los últimos tres años. De estas, el 60,6% a tiempo completo. Sin embargo, esta situación cambia radicalmente cuando se circunscribe al momento anterior al ingreso. En los 30 días previos a su entrada a Proyecto Hombre, solo un 41,5% tendría en el empleo su principal fuente de ingresos.
Por otra parte, se constata una elevada comorbilidad de la adicción y otros problemas psicológicos y emocionales entre las personas que acuden a tratamiento: más de la mitad de la población atendida toma medicación psiquiátrica, hasta un 67,2% ha sufrido ansiedad severa, un 54,7% ha padecido depresión severa y casi un 40% ha tenido ideación suicida.
En este aspecto de salud mental se observan diferencias entre géneros: las mujeres presentan porcentualmente una mayor incidencia de problemas emocionales y psicológicos (70,9% mujeres; 47,8% hombres), depresión severa (69,5% mujeres; 52,1% hombres), ideación suicida severa (53,8% mujeres; 31,7% hombres) e intentos de suicidio (36,7% mujeres; 20,4% hombres). “Sin embargo, siguen llegando a tratamiento por problemas con las drogas muchas menos mujeres que hombres (14,6% frente a un 85,4%).
Más prevención y corresponsabilidad social
Proyecto Hombre, además de ofrecer respuestas y tratamiento a problemas de adicción, insta a la sociedad a incrementar las medidas de prevención en el consumo de alcohol y otras drogas. Elena Presencio, directora de la Asociación Proyecto Hombre, concluye que “la normalización del consumo de alcohol es una realidad y, ante ello, todos los agentes sociales deben ser corresponsables en la implementación de medidas de prevención en este tipo de consumos”.

Descargar informe completo aquí